El camino milenario tiene algo mágico y enigmático.

“Cuando los primeros cristianos comienzan a peregrinar a Santiago, se encuentran con que los pobladores del Camino, tienen profundas tradiciones y hablan de un Camino de las Ocas o de las Estrellas y de un Campo de estrellas, al cual se llega por un laberinto que es necesario recorrer para renovarse por dentro”. Hay relatos que cuentan, que la forma de orientarse de los antiguos peregrinos era la Vía Láctea por la noche y las pisadas de las Ocas  por el día.

Este camino milenario tiene algo mágico y enigmático, la fusión que en esta ruta se puede dar es muy variopinta, se fusiona lo espiritual, lo esotérico, lo religioso, lo social, lo cultural, lo gastronómico  y lo deportivo entre otras cosas.

Hoy y después de mi cuarto viaje por esta singular ruta, puedo decir que o lo rechazas de inmediato o te atrapa, pues tiene la facultad de ayudar a conocerte, dándote la oportunidad de renovarte tras recorrer el laberinto que mencionan las antiguas leyendas  del camino. Estos viajes hacia dentro  suelen  producir fuerte adicción o fuerte rechazo,  si a esto le añades la singular muestra social que en él te vas a encontrar, hace de esta ruta un viaje muy interesante, lleno de aventuras más o menos intensas, eso ya dependerá de ti y/o de las circunstancias. Solo dos recomendaciones me atrevo a ofrecer,  en mi opinión, si realmente quieres saborear y conocer el camino hazlo a pie, y,  si realmente quieres saber más de ti hazlo solo.

Dioni.

Comparte y disfruta

    “Cuando los primeros cristianos comienzan a peregrinar a Santiago, se encuentran con que los pobladores del Camino, tienen profundas tradiciones y hablan de un Camino de las Ocas o de las Estrellas y de un Campo de estrellas, al cual se llega por un laberinto que es necesario recorrer para renovarse por dentro”. Hay relatos que cuentan, que la forma de orientarse de los antiguos peregrinos era la Vía Láctea por la noche y las pisadas de las Ocas  por el día.

    Este camino milenario tiene algo mágico y enigmático, la fusión que en esta ruta se puede dar es muy variopinta, se fusiona lo espiritual, lo esotérico, lo religioso, lo social, lo cultural, lo gastronómico  y lo deportivo entre otras cosas.

    Hoy y después de mi cuarto viaje por esta singular ruta, puedo decir que o lo rechazas de inmediato o te atrapa, pues tiene la facultad de ayudar a conocerte, dándote la oportunidad de renovarte tras recorrer el laberinto que mencionan las antiguas leyendas  del camino. Estos viajes hacia dentro  suelen  producir fuerte adicción o fuerte rechazo,  si a esto le añades la singular muestra social que en él te vas a encontrar, hace de esta ruta un viaje muy interesante, lleno de aventuras más o menos intensas, eso ya dependerá de ti y/o de las circunstancias. Solo dos recomendaciones me atrevo a ofrecer,  en mi opinión, si realmente quieres saborear y conocer el camino hazlo a pie, y,  si realmente quieres saber más de ti hazlo solo.

    Dioni.

    Comparte y disfruta

      About the author

      Related posts

      One Comment on “El camino milenario tiene algo mágico y enigmático.

      1. Michele Taglioli

        Un prete argentino a Grañón ci ha descritto il cammino come una metafora della nostra vita. Tantissimi passi e bellissimi incontri sul mio cammino.

        Reply

      Leave a Comment

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *