San Vicente de la Barquera – Buelna: Etapa 16

El camino oficial se dirige hacia La Acebosa. Nosotros elegimos un camino más al norte que sube hacia Prellezo, con los Picos de Europa en el horizonte. Una vez pasado este pequeño pueblo comienza el descenso entre eucaliptos hasta las marismas de Tina Menor. No sé cómo es el otro camino, pero éste merece la pena.

El camino vuelve a ascender tras cruzar el “puente viejo” sobre la ría de Tina Menor. Dura subida, Pesués y un camino a veces junto a la vía del tren nos lleva hasta Unquera, último pueblo de Cantabría. El río Deva nos separa de Asturias y del pueblo de Bustio.

Cruzamos el puente y una cuesta realmente dura es nuestro primer contacto con esta nueva tierra. Dos kilómetros que no olvidaremos. Eso sí, las vistas sobre la ría de Tina Mayor merecen la pena, y Colombres, arriba de la cuesta, también.

Colombres, villa de indianos. Entre todas las casas de estilo indiano, colonial, destaca el palacete “La Quinta Guadalupe”, hoy Archivo Indiano y Museo de la Emigración.

La visita a Colombres ha merecido la pena. Volveré algún día con más tiempo.

Salimos por un sendero y bajo una encina. Llegamos a la carretera general, hoy en día en obras, pero pronto volvemos a los senderos y cruzamos un antiguo puente romano, hoy con la autopista rompiendo el paisaje.

Dicho sendero cruza la carretera, la vía del tren y llega hasta los prados junto a los acantilados. Este paisaje nos acompaña hasta Buelna. Caminamos los últimos kilómetros junto al mar. Y como estamos en verano bajamos hasta el mar a pegarnos un buen baño. Acabar la etapa en una playa es un buen premio. Nuestras piernas se relajan en las aguas del Cantábrico.


En la web jacobeo.net tenéis un buscador bien segmentado que ofrece información concreta sobre los alojamientos que existen en esta etapa del Camino de Santiago en la ruta norte.

Además la web del Camino de Santiago creada por Consumer de la Fundación Eroski, ofrece una salección de albergues con información detallada de cada uno de ellos, podéis verlo en este enlace: caminodesantiago.consumer.es.


Hola de nuevo, peregrinos. Hoy, como muchas otras veces, se me ha complicado la etapa. A decir verdad, la he complicado yo. Os cuento. Teóricamente el “camino oficial” es por la carretera Nacional 634, que es la que recorre todo el Cantábrico. Así ha sido mi salida de San Vicente de la Barquera, por ella y con un amanecer espectacular: la ría reflejaba el castillo, las barcos y los bosques. Lo malo de todo esto es que las fotos están tomadas desde la susodicha carretera. Una vez en ruta se corona un alto y se puede ir a un pueblo cercano, Prellezo, en vez de seguir por la carretera nacional. Eso es lo que he hecho. Era un pueblo con vistas al mar y curiosamente con arquitectura de alta montaña muchas de sus casas.

He seguido una ruta que un vecino me ha indicado para volver hacia el Camino. Una bajada entre eucaliptos. Abajo me esperaban las marismas de Tía Menor. En ellas se ha creado un parque de engorde de moluscos, crustáceos y peces. Todo muy bonito, pero he perdido mucho tiempo y me he metido al cuerpo varios kilómetros de regalo.

Seguimos brevemente por la carretera nacional y antes de pasar el puente sobre el río Tina Menor cogemos la carretera vieja y vamos hasta el “puente viejo”, lo cruzamos y enseguida subiremos una cuesta bastante dura pero corta. Evitamos así la N-634. Una vez arriba circulamos junto a la vía del tren y llegamos a Unquera. Nos cuentan que viene un repecho muy fuerte para llegar a Colombres así que aprovechamos para comer junto a la ría de Tina Mayor, que poco más adelante desemboca en el río Deva. Cruzamos el puente y se acaba nuestro camino por Cantabria.

Y sí, menuda cuesta de bienvenida al Principado de Asturias. Parece que no llegamos a Colombres. Una cuesta realmente dura. Pero como siempre, hay premio. Un pueblo muy señorial, con una gran plaza elíptica y un Ayuntamiento con arcadas. Al otro lado de la plaza se encuentra el Archivo de Indianos, Museo de la Emigración, la primera gran casa.que se ve desde nuestro camino.Es azul y de estilo i diano. Este pueblo luce más casas de este estilo.

De Colombres salimos por un camino con una gran encina.

Lo bonito se acaba por un rato. Volvemos a la carretera y pasamos por pequeños pueblos rápidamente. Poco a poco perdemos altura hasta un pequeño puente romano que cuesta ver ya que está bajo la nueva autopista. Este lugar ha perdido su encanto.

Subimos de nuevo y mi opción es coger el camino de la costa hasta Buelna. Y no me equivoco. Dos kilómetros de prado al borde de los acantilados me llevan hasta el albergue de Santa Marina, una nueva hospedería en el Camino y con ganas de hacerlo bien. Gracias, Ana.

Por cierto, Buelna es realmente Bonito y a cinco minutos andando hay una espectacular cala que hará que te sientas la persona más feliz del mundo. Buenas noches y buen camino.

Fotos de San Vicente de la Barquera a Buelna

Amanece en San Vicente de la Barquera

Amanece en San Vicente de la Barquera

Los Picos de Europa desde San Vicente de la Barquera

Los Picos de Europa desde San Vicente de la Barquera

Bosque de eucaliptos cerca de Prellezo

Bosque de eucaliptos cerca de Prellezo

Marismas de Tina Menor

Marismas de Tina Menor

Estamos en la durísima subida a Colombres

Estamos en la durísima subida a Colombres

Palacete La Quinta Guadalupe, en Colombres

Palacete La Quinta Guadalupe, en Colombres

Acantilados cerca de Buelna

Acantilados cerca de Buelna

Casas floridas de Buelna

Casas floridas de Buelna

Comparte y disfruta